¿Cuál es tu salario emocional?


 

sonrisa

Según Jaime Leal las personas buscamos un empleo donde se nos pague bien, en el que sólo permanecemos si nos sentimos felices.

Muchos líderes de empresa creen que la ausencia de dedicación y motivación se puede compensar con dinero. En estos casos el dinero suele ser una solución a corto plazo que, tarde o temprano, demuestra ser insuficiente. Si no se procura atraer, motivar y retener el talento dentro de una empresa el coste puede llegar a ser muy elevado.

Es evidente que todos necesitamos tener un salario económico justo, que nos permita llevar una vida digna; también es evidente que el dinero suele ayudar a las organizaciones a atraer el talento en un primer momento. Pero una vez superado el periodo inicial entran en juego la satisfacción laboral, la sensación de pertenencia a un grupo, la posibilidad de crecimiento profesional, la seguridad y la conciliación de vida laboral y personal.

Puede que el talento lo atraiga inicialmente el dinero, pero para mantenerlo siempre será necesario el SALARIO EMOCIONAL.

¿Qué parte de tu salario es emocional a fin de mes?