Deseos de Año Nuevo


Tintín

Al 2014 le quedan pocos días. Lo sabemos porque hay turrón en los supermercados, porque El Corte Inglés ya tiene adornos navideños y porque ya hemos llorado con el anuncio de la Lotería de Navidad. Cuando llega un nuevo año algunos hacemos recuento de lo que hemos logrado en los últimos 12 meses, y todos queremos comenzar el siguiente año con el mejor pie posible. Para ello hacemos una lista, mental o escrita, de cosas que queremos conseguir. Frases como “este año tengo que dejar de fumar”, “el lunes me apunto al gimnasio”, “necesito bajar peso” o “me encantaría viajar más” suelen ser habituales en las listas de deseos de Año Nuevo. Otros desean más dinero, comprar un coche mejor que el que ya tienen, escribir un blog, hacer más deporte, etc. ¿Es tan difícil conseguir lo que deseamos?

Es muy probable que el deseo de viajar más, por poner un ejemplo, no sea nuevo. Es decir, que se ha repetido año tras año. ¿Por qué entonces no se ha cumplido? Una de las herramientas del coaching es la indagación del estado actual, como si fuéramos detectives. Intentaríamos averiguar qué viajes ha hecho esta persona, qué intentos (fallidos) ha hecho para viajar, qué quiere obtener de sus viajes. Es decir, ya sea con un coach o haciendo reflexión interna, debemos ser sinceros con nosotros mismos y poner todos los datos sobre la mesa. En este ejemplo de los viajes habría que pensar a dónde quiero ir, cuánto me puedo permitir gastar, cuántos días, buscar billetes de avión, reservar hoteles, decidir si voy solo o acompañado, en verano o en temporada baja, en plan barato o tirando de tarjeta de crédito, etc. Si realmente deseamos algo debemos ponernos en acción para lograrlo, buscando lo que nos hace falta para alcanzarlo y poniendo fechas a los pasos a realizar.

Más complicados son los deseos clásicos de dejar de fumar o bajar peso. Sería ideal que las personas con estos deseos se visualizaran en un futuro con los deseos cumplidos. ¿Qué harás después de comer, si antes disfrutabas de ese cigarrillo con un café con leche? ¿Qué peso quieres tener y en qué tiempo (realista) crees que lo puedes alcanzar? Cuando abrimos un paquete, estrenamos algo o hacemos una actividad por primera vez estamos llenos de energía y de ilusión. Así suele ser la primera semana de enero. Desgraciadamente esta ilusión no es suficiente si no la acompañamos de un plan realista para alcanzar nuestros deseos. Pero sin lugar a dudas lo más importante es averiguar qué hay exactamente detrás de nuestros deseos.