Emocionario. Dí lo que sientes


Hoy, día del libro, no nos resistíamos a escribir sobre otro descubrimiento. Hace un tiempo nos hablaron de él y aprovechamos una visita a la librería para hacernos con un ejemplar de “Emocionario” de la editorial Palabras Aliadas.verguenza

El libro en sí era un regalo, pero no solamente un regalo para una de las niñas de La Caja Azul, sino para nosotros mismos. Un recursos de trabajo, un recurso para casa, un placer para la lectura. Es de esos libros que nos encontramos en la sección infantil pero que recomendamos para todas las edades.

Este diccionario de emociones y sentimientos nos presenta 42 etapas, cada una de ellas con una emoción o sentimiento que ; de esta forma permite analizar, ser conscientes de la relación existente entra las emociones, entre los sentimientos y como uno lleva a otro.

Educar en emociones permite aumentar la fortaleza personal, ser capaz de detectarlas y saber utilizarlas en nuestro beneficio, en el beneficio de nuestro objetivo y propósito. Recursos como el Emocionario permiten transversalizar en nuestra vida la Inteligencia Emocional. Revisar al final del día con la lectura lo que hemos sentido, qué lo ha causado, cómo hemos reaccionado y hacer limpieza si hace falta, perdonar, dar las gracias.

Cuando esta lectura es compartida, adultos con niños, se normaliza la vivencia de las emociones, se entiende que no son ni positivas ni negativas, simplemente son y se cuelan en nuestras vidas.

Como dice Rosa Collado (psicóloga y psicoterapeuta) en el prólogo “Las emociones son estados afectivos innatos y automáticos que se experimentan a través de cambios fisiológicos, cognitivos y conductuales. Sirven para hacernos más adaptativos al entorno que experimentamos.

Los sentimientos son la toma de conciencia de esas emociones etiquetadas. Sirven para expresar, de forma más racional, nuestro estado anímico”.

Las emociones son, están y nos acompañan. Dejémoslas expresarse y conozcámoslas.

Y no podíamos terminar sin hacer referencia a las ilustraciones que acompañan los textos. No podrían ser más simbólicas, acompañan a las palabras evocando cada emoción, cada sentimiento que este diccionario nos presenta.

Esperamos que os guste tanto como nos ha gustado a nosotros y sea un libro que compartáis con los más pequeños de la casa, es un verdadero placer crear espacios de tanta conexión como cuando hablamos de nuestras emociones y escuchamos las suyas.