¿Qué te llama la atención?


dominoTe hacemos esta pregunta porque hoy nos la han hecho a nosotros. Durante un juego, una niña de 5 años nos pregunto qué nos llamaba la atención. La verdad es que no podía habernos hecho una pregunta con tanto significado. Tanto que nos hizo pensar y escribir.

Ahora te la hacemos a ti. ¿A ti, qué te llama la atención?

Piensa por unos segundo la respuesta a la pregunta. Busca algo que te llame la atención. No sigas hasta que lo tengas. ¿Ya? Pues continuemos.

Respuestas hay miles, pero todas ellas las podemos categorizar según lo que signifiquen para ti: positivas o negativas.

  • Cuando tienen un significado negativo nos está diciendo que aquello que permanece en nuestro recuerdo y que hemos percibido día tras día está más centrado en aspectos a mejorar, en un enfoque negativo de la vida, de la sociedad, de tu día a día.
  • Cuando tienen un significado positivo nos está diciendo que encontramos una realidad llena de oportunidades, de vida, de hermosura.

Pues mires lo que mires, hagas lo que hagas, encontrarás siempre lo mismo por un motivo: porque tú lo decides. Y si eso no fuera poco te vamos a dar una mala noticia, solo encontrarás piedras en tu camino cuando te plantees un objetivo. Desde aquí te decimos que será difícil que lo consigas.

Ahora viene la buena noticia: como tú lo decides; en tu mano está darle la vuelta a la situación. Solo tienes que cambiar tu enfoque.

Sé que nos dirás que no todo es blanco o negro, que en la vida hay matices. Es cierto, estamos de acuerdo contigo. Pero queremos que seas consciente del enfoque que tiene más peso en tu día a día y, sobre todo, de lo que cada experiencia deja en tu subcosciente. Cuando tu cerebro está entrenado para ver lo negativo será lo que más fácilmente encontrará. Si le entrenamos a buscar la parte positiva, optimista de la vida, será lo que encontraremos con mayor facilidad. En ese momento tendremos fuerzas para enfrentarnos y conseguir lo que nos planteemos de forma realista.

La RAE dice en la cuarta acepción de enfocar: “Dirigir la atención o el interés hacia un asunto o problema desde unos supuestos previos , para tratar de resolverlo acertadamente.”

Si eres capaz de cambiar esos supuestos previos, de cambiar incluso algunos recuerdos es posible que te puedas plantear tu día a día e incluso enfrentar las acciones hacia tus objetivos de forma totalmente diferente. Y te decíamos que es difícil que consigas tu objetivo porque simplemente las dificultades tendrás más fuerza que el objetivo y encontrarás una disculpa estupenda para no actuar. Y al igual que las fichas de dominó necesitan que la anterior caiga para caer ellas, el objetivo necesita acción tras acción para conseguirlo.

En nuestras sesiones de coaching nos encontramos personas llenas de “esqueísmos” y de problemas a la hora de lanzarse a buscar lo que quieren realmente. No están enfocadas en la solución, en su objetivo, sino en los problemas y en las experiencias anteriores que le empujan hacia atrás.

Nos gustaría acabar este post con la frase que Qui-Gon Jin (Lian Neeson en “La Amenaza Fantasma”) le dice a su “padawan” Obi-Wan Kenobi “Ten muy presente que tu enfoque determina tu realidad”.

Ahora te proponemos un nuevo ejercicio con el objetivo de cambiar tu enfoque. Cuando encuentres una piedra en tu camino, algo que no te guste busca su parte positiva. Poco a poco, conseguirás cambiar el cristal por el que miras tu realidad.

En este ejercicio los profesionales podemos ayudarte, si quieres que La Caja Azul te acompañe solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.