Marca Emprendedora


“Si haces bien las cosas, hazlas mejor. Sé atrevido, sé el primero, sé diferente, sé justo”

ANITA RODDICK

Este verano y comienzo de curso han sido momentos de muchos cambios en La Caja Azul. Algunos cambios no los elegimos nosotros, pero pusimos buena cara y seguimos adelante. Sin embargo, nos quedó en la lista de tareas mantener al día este espacio de reflexión e información. Como también pensamos que nunca es tarde comenzamos hoy a ponernos al día. Allá vamos.

Hoy lo que queremos compartir con vosotros y vosotras es el taller “Marca Emprendedora” que impartimos para el Centro de Empresas de Valnalón, ya sabéis que para nosotros es nuestra segunda casa y siempre tendremos buenas palabras para todas las personas que forman parte del equipo.

El objetivo de taller era ofrecer una reflexión que adaptara el concepto de Marca Personal y la realidad de las personas emprendedoras. Allí nos encontramos con un grupo más que majo y con ganas de trabajar. Llamamos a su hemisferio derecho y empezamos un proceso basado en la creatividad rebuscando hasta encontrar al niño y niña que todos llevamos dentro.

Lo que les propusimos a ellos y os pedimos ahora si queréis profundizar en la identidad de vuestros proyectos (empresariales o no) es que los defináis en tres palabras. A continuación defínete a ti mismo/a con otras tres palabras. ¿Coincide? Si es así estamos en el buen camino.

Sentir y vivir los proyectos como parte de uno mismo les da mucha más fuerza y nos resultarán mucho más sencillas las labores de comunicación porque habrá un alineamiento total entre la imagen del proyecto con la persona que lo representa. Y pudimos experimentarlo, solo un poquito porque en los talleres el tiempo siempre apremia, lo mejor en la comunicación de los proyectos: todos nos hemos podido llevar la primera impresión que les hemos dado al resto de compañeros y compañeras del taller (incluso la primera impresión que ha dado La Caja Azul y por algo nos han devuelto tanto “energía”).

Pues a partir de aquí mucho más, descubrir y aplicar nuestra pasión a las labores empresariales. Aplicar los valores para que no existan conflictos personales. Y acabamos llevándonos un símbolo de nuestra marca que nos será de utilidad en los momentos de más baja motivación o cuando los diálogos internos destructivos hacen su aparición.

Y para muestra un botón. Que mejor forma de finalizar este resumen que con la evaluación de una de las participantes. Gracias Elena:

“Asistí al taller de Marca Emprendedora impartido por Rebeca de La Caja Azul. Nunca había asistido a un taller de este tipo donde a través de una serie de ejercicios de búsqueda interior terminas por tener claro que es lo que quieres transmitir a los demás y como hacerlo a través de tu propia marca, que te distinguirá del resto y la hará única.

Me gustó la manera en que Rebeca se expresa y llega a la gente. Una persona vital que sin duda recomendaría en este largo y arduo camino hacia la identidad de empresa y de marca.”

Así que si quieres organizar un taller o seguir un proceso para diseñar tu marca emprendedora no dudes en contárnoslo; seguro que tenemos una propuesta a tu medida.