Pequeños errores provocan accidentes.

precaucion

“No dude nunca de que un pequeño grupo de personas puede cambiar el mundo. 

De hecho son los únicos que lo han hecho”

MARGARET MEAD

En La Caja Azul llevamos más de un año trabajando en como aplicar las políticas de Prevención de Riesgos Laborales en las empresas. Lo hacemos a través de nuestro programa Espacio Preventivo Innovador. Y he elegido este nombre porque creo que es importante innovar e introducir todos los avances que llegan sobre el comportamiento de las personas e incidir en algo tan sumamente importante como la salud en la empresa.

Porque creo que no te avanzo nada si te cuento que trabajar la salud en la empresa es beneficioso tanto para la persona como para la empresa. Bajas, accidentes, clima laboral… tienen incidencia directa en al productividad que reportará beneficios empresariales o no.

La Prevención de Riesgos tiene que entenderse como un elemento de cultura empresarial más allá que un imperativo legal. Incidir en que esa cultura sea compartida es responsabilidad de todos los miembros de la organización, empezando por la más alta jerarquía.

Si pertenecemos a un sector donde los índices de siniestralidad son más elevados la tendremos más presente, sin embargo, si los riesgos no son tan evidentes en muchos casos cubrimos el expediente. Incluso como trabajadores. Recuerdo precisamente una situación que viví en primera persona. Yo bajaba una escaleras cargada (como siempre que me tocaba impartir formación) con ordenador, cañón, carpetas de documentación y prisa, mucha prisa porque el curso empezaba ya y tenía que recibir a más de 100 personas en su primer día de trabajo. Delante de mi el responsable de PRL de la empresa. Con toda razón me dijo: tienes ascensor y no sé por qué bajas así por las escaleras. Claro, bajar por el ascensor un único piso me parecía una pérdida de tiempo, y como nunca me había caído por las escaleras ni lo había ni pensado.

¿Cuántas veces no hemos percibido un riesgo? Porque en la gran mayoría de los casos los accidentes están provocados por una decisión basada en nuestra experiencia. En una decisión tomada por un “todo el mundo lo hace”. Están provocados por decirlo claramente por una tontería, un pequeño error. Eso me lleva a hacerte una pregunta que recuerdo del Kaizen ¿qué pequeño error no te puedes permitir? Dejar un cable por el suelo, una mochila, o bajar las escaleras cargada como yo hice.

Incidir en el factor humano en la prevención de los riesgos laborales va más allá de una formación estandarizada. Es importante conocer cuáles son las creencias de tus trabajadores, los valores que las conforman, los hábitos más o menos saludables que tengan tanto dentro como fuera de su horario de trabajo. Saber cuál es la percepción que tienen de los riesgos es algo que se trabaja pero solo se tiene en cuenta el proceso desde fuera a adentro; cuando la percepción es algo que va de dentro a afuera como se nos explica en este post. Siempre habrá gente que conduce a 200km/h por la autopista sin cinturón y sin carné. A que eso lo tienes claro.

¿Qué pequeños errores no te puedes permitir en tu trabajo? ¿Qué pequeños errores no te puedes permitir en tu empresa? ¿Qué cultura preventiva quieres que forme parte de tu día a día? Da el paso e innova porque aprovechar avances puede incrementar enormemente tu productividad. ¿Quieres saber cómo lo hace La Caja Azul? Solo tienes que hacer pinchar aquí.