Comunicación de alto impacto en el sector inmobiliario

minions-363019_1280

Ser flexibles, esa es una de las habilidades más valoradas en el mundo laboral actual. Flexibilidad a la hora de asumir diferentes tareas y funciones, flexibilidad a la hora de gestionar sus agendas, moverse en el mundo físico y en el virtual. Las personas que trabajamos con personas también podríamos incorporar la flexibilidad en nuestros estilos de comunicación. Porque quien es utiliza un estilo más flexible es quien tiene más posibilidades de éxito en sus relaciones.

De eso te quiero hablar hoy. En colaboración con Century21 Rentalo hemos creado el Instituto Rentalo. Es un nuevo servicio especializado para los profesionales del sector inmobiliario.

Estos profesionales se pasan su jornada tratando con personas. Hablando, hablando y hablando para ayudar a sus clientes a lograr su objetivo.

Estoy segura que si te dedicas a ello, o conoces a alguien que están en el sector, te encuentras continuamente con algunas barreras que parecen difíciles de saltar. Barreras que en la gran mayoría de los casos se producen en la comunicación. Actualmente existen estrategias que se pueden entrenar. Eso te quiero contar.

  1. Pueden acelerar el proceso de creación de una relación basada en la confianza. Tú confías en tu cliente, es importante que él confíe también en ti. A través de tu lenguaje verbal y no verbal puedes ayudar a que esa confianza se genere de forma mucho más rápida. Acompasa tus movimientos, tus palabras, tu tono al de tu cliente.

  2. Detecta y elimina barreras. Una persona te está informando mucho con su lenguaje no verbal, leerlo es fundamental para prepararte a la objeción o la creencia que subyace de las palabras de tu cliente. Utilízalo en tu beneficio desde el primer apretón de manos.

  3. Escucha entre líneas. Con las palabras que expresa tu cliente te está diciendo mucho más de lo que creemos. Nuestro lenguaje es muy rico, pero no hay suficientes palabras para describir todas experiencias vividas y el significado que le damos a cada una. Entenderlas es básico para conocer lo que realmente piensa y siente nuestro cliente. Aprende a escuchar entre líneas.

  4. Al igual que no tenemos suficientes palabras también eliminamos información porque no nos parece importante. A veces lo hace el agente inmobiliario, otras tu cliente. Aprender a preguntar para recabar toda la información y exponer nuestro mensaje para crear una experiencia positiva es básico para conseguir el objetivo en la conversación.

  5. Y por último. Preparar una buena presentación utilizando el sentido que le va a generar a tu cliente una experiencia positiva es la clave para que el mensaje llegue de manera más clara y hacernos entender mejor. Es sencillo conseguirlo reconociendo los sistemas de representación.

Si además, todo esto lo adaptamos con la realidad del trabajo de un agente inmobiliario se convierte en un arma poderosa para lograr los objetivos que te planteas. Para mejorar en tu profesión y para incrementar tu productividad.

A través del uso de las habilidades de comunicación que nos ofrece la programación neurolingüística esto es posible.

Pues esto lo trabajaremos en el Workshop que impartiré el próximo día 20 de octubre como lanzamiento del Instituto Rentalo. Si quieres mejorar en tu relación con tus clientes como agente inmobiliario o si quieres dedicarte a esta apasionante formación este taller es básico para entrenar tus habilidades. Si quieres que te informe no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí.