Recruiter Branding

p

¡Qué! ¿Te gusta? Yo he buscado el concepto en Google que todo lo sabe y no me sale nada!!! Venga vamos en serio que no me he inventado nada.

Los reclutadores somos los primeros interesados en transmitir ambas marcas

Ahora bien, ¿somos los reclutadores conscientes que somos la primera cara que ve un candidato? De nosotros depende qué cara queremos que vea.

Y algunos me dirán ¿y todo eso para qué? porque mi marca tiene unos fuertes valores y así comienzan mis entrevistas: confianza, transparencia, empatía. Pero sabes lo mejor de todo… que son los valores de la empresa donde ofrezco mis servicios. Nosotros buscamos socios, otros buscarán otro rol de trabajadores y sus valores, te aseguro, serán diferentes.

Y escribo esto porque en muchos casos existe una incoherencia entre la empresa y el reclutador, porque la marca que quiere proyectar una y el otro no coinciden y me parece que si queremos que las personas trabajen con nosotros muchos años (eso quiero al menos yo) el “curriculum oculto” de la empresa y el ser del reclutador deben estar alineados. Es un proceso que tenemos que reflexionar en el seno de las empresas y donde nuestra marca, como primera cara que ve el futuro trabajador tendrá que ser coherente con la empresa para la que estoy buscando el talento. En este caso lo es.

Si la marca del reclutador no es coherente con la marca de la empresa, el employer branding no tiene ningún sentido: transmitimos mensajes diferentes.

Bueno, acabo esta reflexión que me viene rondando en la cabeza un par de días preguntándote la tuya. Hablamos.