Reinvención en primera persona

encarna

A veces la empatía y conocer historias reales hacen que te revises esos pensamientos y conversaciones que tienes contigo mismo.

 

A veces es necesario poner en el espejo historias de procesos de cambio, algunos menos radicales, otros como el de Encarna, que hace unos años tomó una decisión profesional que la llevó a un sector muy diferente a su experiencia de casi 30 años. (Conoce su perfil en Linkedin)

 

encarna 2

Yo conocí a Encarna en el año 2009. Comenzamos ambas un nuevo proyecto profesional en el Ayuntamiento de Gijón donde compartiríamos objetivos, formaríamos parte de un equipo de trabajo multidisciplinar, cada uno de su padre y de su madre. No nos conocíamos, no nos habíamos encontrado, ella arquitecta, yo pedagoga (ya me dirás).

En el año 2012 acabamos ese proyecto. Plena crisis. Especialmente en el sector de la construcción. Y ambas, comenzamos un nuevo camino, paralelo, secante a veces. Seguíamos (y seguimos en contacto). Y, cuando inicié mi nuevo foco profesional la primera persona que se me vino a la cabeza fue ella. Y por eso quiero contarte su historia.

Me senté con ella en uno de esos cafés que nos tomamos de vez en cuando, donde empezamos hablando de nuestras vidas personales y acabamos siempre en la profesional y empecé a interrogarla. Me atrevo a hacerle (sin ninguna competencia periodística pero sí por el coaching) alguna pregunta:

 

     Encarna, ¿Quién eres?

 

Soy Encarnación Menéndez (aunque normalmente me conocen como Encarna), arquitecto desde 1987, mi experiencia ha estado encuadrada en la organización, dirección y gestión de obras y proyectos, trabajando en empresas, Ayuntamiento de Gijón, en mi estudio de arquitecto y en promociones propias.

 

 

     Sin duda, has tomado una decisión de cambio radical, ¿Cómo era tu situación en ese momento?

 

En septiembre de 2012, al terminar mi contrato con el Ayuntamiento, mi sector empresarial llevaba 5 años en crisis y no había ningún síntoma de recuperación, empecé a estudiar redes sociales, a participar en foros profesionales, acudí a charlas y reuniones de emprendedores y de negocios, estudié alternativas, franquicias, colaboraciones.

 

 

     ¿Qué pasos seguiste para llevar a cabo esta reinvención?

 

Me presenté a ofertas de trabajo para empresas y para la administración y la última oferta con un salario muy por debajo de mis expectativas y experiencia, aquí, decidí no seguir buscando.

 

 

     En ese momento ¿qué decisión tomaste?

 

Desde septiembre de 2013 desarrollo un negocio de venta on line, creando una red de clientes, vendedores y micro franquicias. Este negocio se encuadra en el sector de la salud, cuidado persona y nutrición.

 

Es un negocio empresarial, de franquicias on line, formar y crear equipos de vendedores y franquicias. Un proyecto, de crecimiento lento, pero que no precisa ni de inversión, ni de objetivos de ventas.

 

Un modelo de negocio multinivel, dentro de los nuevos mercados, pero no exento de confundirse con otros modelos de negocio ilegales, un problema para desarrollar el proyecto que nos lo pone más complicado.

 

     Si hablamos de todo ese momento, de tu trabajo personal, ¿qué actitudes caracterizaron tu proceso de cambio?

 

Cambiar a un sector profesional tan diferente, en ventas y en un modelo de negocio multinivel, supuso tener implica que tienes que dar explicaciones a muchos profesionales, amigos y familiares.

 

Dediqué bastante tiempo a estudiar el producto, el sistema de negocio ya mejorar mis aptitudes de marketing y ventas.

 

     Estoy segura que pusiste a prueba la famosa zona de confort ¿Cómo superaste tus miedos y dudas?

 

Fue fácil decidir decidir cambiar de sector y alejarme de la arquitectura, estaba y estoy segura que no me hará feliz y no se ganará dinero, fue difícil asimilar el desprestigio de hacer un negocio multinivel.

 

La venta on line y el cuidado personal, son dos tendencias claras y esta marca es una de las mejores opciones, una multinacional sólida, con unos productos buenos, eficientes y demandados y su momento de crecimiento en España es muy adecuado, es por lo que decidí formarte y planificarme para organizar una buena estrategia.

 

 

      Seguro que aunque muchas personas de tu entorno no entendieran este cambio, muchas otras te han acompañado ¿a qué personas has mantenido de tu anterior experiencia profesional a la actual?

 

Invité a muchas personas en situación de desempleo y profesionales, que como yo, estaban en crisis, de entre mis anteriores compañeros, conocidos y no conocidos.  Pocos son los que han permanecido, ser emprendedor requiere un esfuerzo personal y asumir el cambio de sector y el prestigio no todos lo consiguen.

 

Pero yo recuerdo una frase del libro “Aprendiendo de los mejores” de Francisco Alcaide: “Dedicarte a servir cervezas o llevar pizzas no te quita dignidad. Tus abuelos lo llamaban de otra forma: O-POR-TU-NI-DAD”.

 

 

     De todas maneras, estoy segura que entre una profesión y otra hay elementos comunes. ¿Es así?

 

Cambiar de profesión o de negocio siempre es una apuesta que requiere esfuerzo y decisión. Es fundamental estudiar que el negocio que tenemos entre manos tenga futuro a medio y largo plazo y no un negocio de ingresos rápidos, no importa el sector, importa que el negocio nos aporte ingresos y nos permita estar entusiasmados.

 

Si. Hago el trabajo  como lo hacía en mi anterior trabajo, con esfuerzo, ganas, ilusión, organización. Desarrollar un negocio multinivel, tiene mucho que ver con la organización, trabajar con equipos, atender a clientes y eso tiene mucho que ver con una de las formaciones del arquitecto y con mi historia profesional. Sigo siendo la misma, con nuevos aprendizajes que he desarrollado en todo este camino; y los que sigo adquiriendo.

 

Cambiar de profesión o de negocio siempre es una apuesta que requiere esfuerzo y decisión. Es fundamental estudiar que el negocio que tenemos entre manos tenga futuro a medio y largo plazo y no un negocio de ingresos rápidos, no importa el sector, importa que el negocio nos aporte ingresos y nos permita estar entusiasmados.

Como lees, ha sido una larga  conversación; por supuesto quiero darle las gracias a Encarna por su tiempo y su generosidad sl querer compartir con todos su propia historia. Nunca se sabe, a lo mejor puede ayudarte a replantearte tu situación si realmente no te hace feliz, no te entusiasma, o no te genera los ingresos mínimos que deseas o necesitas.

 

Ningún camino es sencillo, requiere de decisión, de fortaleza física y mental, de ganas de aprender y asumir riesgos. Incluso de planes B.